Seleccionar página
Stan Lee, creador de Marvel Comics, ha muerto a los 95 años de edad

Stan Lee, creador de Marvel Comics, ha muerto a los 95 años de edad

Stan Lee, el icónico creador de Marvel Comics y de personajes como Spider-Man, Hulk, Iron Man, Los 4 Fantásticos, Thor, Los Vengadores, Daredevil, Doctor Strange, X-Men y Bruja Escarlata, entre muchos otros, ha muerto este lunes.

Su hija, Celia Lee, ha informado al medio TMZ que su padre fue transportado en ambulancia esta mañana desde su casa en Hollywood Hills al hospital Cedars-Sinai Medical Center, en Los Ángeles (California), donde ha fallecido. A lo largo del último año, Lee había padecido diversas enfermedades, como neumonía y problemas de visión.

El iPhone XR: a veces, lo caro sale barato

El iPhone XR: a veces, lo caro sale barato

Reseñar celulares no es un campo dado a las sorpresas: sale un nuevo modelo y, por definición, es mejor que su antecesor. Cuando un fabricante como Apple lanza un modelo ‘económico’, se da por descontado que lo es por numerosos sacrificios en sus especificaciones.

Bueno, no siempre. La llegada al mercado colombiano del iPhone XR (acostúmbrese a decir ‘diez erre’) prueba que, como en el fútbol, a veces menos puede ser más.

Comencemos por decir que el iPhone XR tiene la presencia física del iPhone XS y el XS Max, pero con un tamaño que se ubica entre las 5,8 pulgadas del primero y las 6,5 del segundo. Con un ‘display’ de 6,1 pulgadas, evita el ‘feeling’ de teléfono ‘pequeño’ y se ve beneficiado de un abanico de cinco colores del que no goza su hermano mayor y de un precio casi una cuarta parte menor.

Ese ahorro en el costo se ve expresado fundamentalmente en tres áreas, de las que la que más se destaca es el ‘display’, que no es OLED como en el XS y el XS Max, sino LCD, como en virtualmente cada iPhone reciente. Se reduce la resolución y se pierde el HDR, y, es verdad que si se ponen uno junto al otro, se nota, pero en el día a día se trata de algo imperceptible. La pantalla es excelente.

El otro compromiso es en la estructura, que no es de acero, sino de aluminio. Es buena idea dotarlo de un forro protector.

Finalmente, en su cara trasera, el XR tiene una cámara en lugar de dos. Uno pensaría que esto significa un desempeño inexcusablemente inferior en este apartado, pero me alegra –y sorprende– reportar que no es así.

Google ya había demostrado, con su línea Pixel, lo que se puede lograr con una sola cámara. En el XR, Apple, fabricante que por años ha sido un abanderado de la fuerza de las cámaras duales, se sube al bus para mostrar que es el ‘software’, no el ‘hardware’, la receta secreta de las fotos que nos hemos acostumbrado a esperar de una buena cámara en un teléfono con el logo de la manzanita. Por ejemplo, el ya conocido efecto ‘bokeh’ –el desenfoque del fondo de las fotos que se aproxima a lo que ocurre con cámaras profesionales– es generado por ‘software’, y por eso este iPhone lo logra sin problemas. En breve: las fotos del XR son casi tan buenas como las del XS y el XS Max.

Pero lo verdaderamente sorprendente es que los recortes que reducen el precio del iPhone ‘económico’ (llega al mercado a partir de los 3’300.000 pesos aproximadamente) no hayan tocado aspectos esenciales como el procesador, que es exactamente el mismo en los tres modelos. Gracias a eso, el XR tiene un desempeño notable a la hora de abrir aplicaciones y correr procesos, y de hecho logra exprimirle más vida a la batería, que no es el aspecto más fuerte de los teléfonos Apple, pero que se beneficia en este modelo de carga inalámbrica veloz.

El procesador Neural Engine de aprendizaje automático también es el mismo, con los consiguientes beneficios en la fotografía y la realidad aumentada.

El sistema de reconocimiento facial es el mismo de los modelos más caros y, en virtud de eso, los usuarios que se decanten por el XR tendrán en la cara frontal de sus aparatos el ya icónico ‘notch’. Algo me dice que es eso exactamente lo que quieren.

El iPhone XR usa LTE Advanced para velocidades de descarga rápida e incorpora, como todos los iPhones de este año, un sistema dual SIM que permite el uso de una nano-SIM y una eSIM. Es algo que no pueden aprovechar los usuarios en Colombia… por ahora.

Y, como corresponde a un teléfono de última generación, el XR corre iOS 12, lo que abre las puertas a atajos y mejoras de productividad, así como a funciones divertidas como los nuevos Animoji y Memoji. También incorpora una muy publicitada función de ‘tiempo en pantalla’, que grafica cuánto tiempo pasa el usuario frente a su dispositivo cada semana.

En resumen, no es probable que disuada al que tenga sus ojos puestos en las líneas del iPhone XS Max o a quienes aprecien la fuerza que han alcanzado los ‘flagships’ de otros fabricantes. Pero para quienes deseen un iPhone de última generación sin necesidad de desocupar sus cuentas, el iPhone XR podría, para parafrasear a cierto personaje de las películas de superhéroes, no ser el ‘smartphone’ que se merecen, pero ciertamente sí el que necesitan.

WILSON VEGA
Editor de tecnología
En twitter: @WilsonVega

Nuevos datos sobre la relación entre obesidad y cáncer

Nuevos datos sobre la relación entre obesidad y cáncer

El estudio, publicado en la revista Nature Immunology, analiza las causas por las que la presencia de grasa hace fracasar a los sistemas de vigilancia inmunológica, que están formados por las llamadas células NK (Natural Killer en inglés), un tipo de células asesinas naturales, cuya función es destruir a las cancerosas.

Además, los científicos describieron posibles nuevos tratamientos que ayudan a que las células NK puedan ser molecularmente reprogramadas para volver a la acción.

La importancia de este nuevo estudio, dirigido por la profesora asociada en Inmunología del Trinity College Lydia Lynch, reside en el conocimiento que aporta sobre el impacto que tiene la obesidad en la acción inmunológica que llevan a cabo las células NK.

El equipo liderado por Lynch, que trabajó con células humanas detectoras del cáncer y las implantó en ratones, confirmó que el exceso de grasa no impide que estas células reconozcan a sus homólogas tumorales, pero sí evita que las maten. En investigaciones posteriores, consiguieron reprogramar las células NK y restaurar su eficacia en la batalla contra el cáncer.

Los investigadores señalaron que más de 1.900 millones de adultos de todo el planeta tienen sobrepeso y más de un tercio de la población adulta es obesa, lo que implica una gran cantidad de efectos adversos para la salud.

La gente con exceso de peso tiene más probabilidades de padecer diabetes de tipo 2, enfermedades cardiovasculares y una amplia gama de infecciones a lo que se suma el hecho de que hasta el 50 % de ciertos cánceres se atribuyen a esta patología.

Conciencia pública sobre la obesidad

Lynch dijo que a pesar de que ha aumentado la conciencia pública sobre los riesgos que acarrea la obesidad, esta sigue prevaleciendo en la sociedad.

“Hay una mayor urgencia para comprender las vías por las cuales la obesidad causa cáncer y conduce a otras enfermedades y, por tanto, para desarrollar nuevas estrategias para prevenir su progresión”, señaló la experta.