Seleccionar página

En el país de Togo, ubicado en África Occidental, una mujer musulmana padecía una enfermedad que ni los hechiceros ni los médicos podían curar: estaba convencida de que las serpientes la perseguían hasta que Cristo la libertó. Hoy vive glorificando a Dios por su gran poder en ella.

En este país africano, más de la mitad de la población tienen creencias animistas y solo el 20 % de la población es cristiana, informó la organización Christian Aid.

Rachida* se crio en una familia musulmana con una fuerte creencia vudú; en la cual, se consideraba a la serpiente como un símbolo de fuerza. Entre otras creencias animistas sobre los espíritus malignos, ella estaba segura de que el espíritu de la serpiente estaba convocando a otras serpientes (visibles e invisibles) para atormentarla persiguiéndola.

Según un líder cristiano de la zona, Rachida había ido a todos los brujos en el área. Cada una la sometió a algún ritual, a veces con partes del cuerpo de serpientes muertas u otras criaturas, o sacrificios de animales, y cada chamán invocó los poderes de amuletos y pociones, pero ninguno pudo hacer nada por ella. Ella seguía viendo serpientes por todas partes.

Un día, aquel líder cristiano le presentó a un misionero. Llevaron a Rachida a su casa y el misionero le dijo que Jesucristo era el único que podía ayudarla. Ambos oraron por ella. «Fue entonces que ella saltó y comenzó a gatear en el suelo como un reptil. Se arrastró un buen rato, luego se detuvo. Después se levantó y se entregó a Cristo”, explicó el misionero.

Completamente libertada, Rachida está aprendiendo en secreto acerca de Cristo. La oposición al cristianismo por parte de los miembros de su familia musulmana crece con cada día que pasa. Los musulmanes han creado transmisiones de radio donde rechazan el cristianismo y fusionan el islam con la brujería. Los que deciden seguir a Cristo corren riesgo de muerte. Oremos para que la Palabra de Dios siga libertando y dando salvación en este país.

 (*) Imágenes referenciales

(*) Nombre modificado por razones de seguridad

 Por: Impacto.net

Si te Gusto ``Comparte``